CREAR UNA CUENTA CREATE

HA OLVIDADO SUS DATOS?

El huevo como fuente de proteína en el culturismo

por / Viernes, 07 agosto 2015 / Publicado enAumento Masa Muscular, Consejos, Culturismo, Deporte, Nutrición deportiva
huevos-prtoteínas-en-el-culturismo-nanox-es

En el blog de Nanox Nutriceuticals te explicamos todo lo que debes saber sobre el huevo como fuente de proteína en el culturismo.

El huevo es ese alimento considerado como esencial fuente de proteína que todo culturista debe incluir en su dieta, además, su bajo coste lo hace aún más asequible para todos.

Ver:  Mejores suplementos deportivos de proteínas

El principal objetivo que cumple el huevo como fuente de proteína es la creación de masa muscular. Los huevos enteros son un alimento rico en proteínas, vitaminas y minerales. La clara del huevo está formada por un 10% de proteínas de la que la ovoalbúmina es la más importante, minerales, materiales grasos y glucosa, mientras que el resto es agua. El huevo proporciona una sensación de saciedad lo que hace que se reduzca el consumo de alimentos a corto plazo.

Todos los culturistas y deportistas de élite que tienen incluido en su dieta el huevo entero como alimento, deben saber que se aconseja el consumo de entre dos al día y un máximo de diez a la semana. No existe esta limitación si hablamos de ingerir la clara de huevo, debido a su calidad y aporte proteico. Sin embargo, si debido a un entrenamiento muy exigente se decide llevar a cabo una dieta hiperproteica hay que ingerir las cantidades que correspondan y comerlos cocidos o hervidos. Para personas que no tengan una actividad deportiva exigente, el consumo recomendado por la Fundación Española del Corazón es de 3-5 huevos a la semana.

Para que se produzca una correcta asimilación del huevo se debe hervir, en caso de ingerirlo así, al menos durante 6 minutos, sobrepasando de esta manera los 70 grados de temperatura. Se suele tomar la clara de huevo en el desayuno o tras el entrenamiento.

Gracias al consumo de huevo como fuente de proteína, la hipertensión se ve reducida, el crecimiento muscular mejora y, al mismo tiempo, aumenta la síntesis de proteína muscular.

 

 

SUBIR